FACTORES AL COMER

LOS ELEMENTOS QUE PUEDEN HACER VARIAR EL NIVEL DEL TERMOSTATO.

5) El estrés.
Cuando el cuerpo está tenso segrega más adrenalina, lo cual eleva el nivel de azúcar en la sangre. El equilibrio se rompe: el organismo produce insulina, que baja el nivel de azúcar, transformándolo en más grasa, con capacidad para atravesar la sangre y depositarse en el interior de las células. Esto aumenta la obesidad y crea un círculo vicioso: el cuerpo pide más azúcar, después produce más insulina para quemarlo.

El estrés puede provocar una necesidad compulsiva de comer alimentos azucarados, como dulces y bombones.

Cuando se come, estar tenso o angustiado es perjudicial para la salud. Antes de cualquier comida es bueno realizar un ejercicio de relajación, aunque sea breve, para que de ese modo nuestro cuerpo absorba los alimentos de una manera más equilibrada y saludable.

Es bueno para la salud: alimentarse con tranquilidad, sin pensar en ninguna clase de preocupaciones y prestar atención a los alimentos que están entrando en nuestro cuerpo. Además de esto se debe masticar por lo menos de veinte a veinticinco veces cada bocado, lo cual no sólo facilita la digestión, sino que también hace que el cerebro se sienta satisfecho con menos cantidad de comida.

6) Medicamentos.
El uso de diuréticos, laxantes y moderadores del apetito, incluidas las anfetaminas, puede ser muy peligroso, principalmente si nos auto medicamos y los tomamos sin prescripción médica.

7) Actividad física.
Los ejercicios físicos queman calorías, evitando que los excesos se acumulen en nuestro cuerpo en forma de grasa. Pero es necesario que se practiquen con regularidad y continuidad. Además, es recomendable efectuar un control médico antes de cualquier programa de ejercicios.

Caminar es uno de los ejercicios mejores que existen para adelgazar.

Otros ejercicios físicos recomendables son: ir en bicicleta, nadar, bailar, barrer, jugar con los niños, cortar leña o practicar deportes.

Los masajes por sí solos no adelgazan, pero ayudan activando la circulación.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Salud y bienestar. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s